Si juntas en un mismo espacio a 80 scouts y les propones un reto, el resultado es imposible de predecir. Pero lo que es seguro es que el proceso será muy divertido.

Y eso pasó el último fin de semana en Zaragoza, en la 50 asamblea de Scouts MSC. El reto era pensar qué queremos hacer y cómo queremos hacerlo a partir de ahora con los jóvenes. Casi nada…

Para centrar un poquito el tema este, que cuando acabe dará lugar al Programa de Jóvenes, la cosa comenzó por una revisión  de lo que dicen las encuestas sobre qué son los jóvenes de hoy día. Me quedo con la idea de que ahora son losasamblea msc niños y niñas los que tienen que enseñar cosas a los mayores: cómo se usa y para qué sirve Internet, qué es eso de la TDT y cómo se utilizan tres mandos a distancia a la vez, o cómo se lee un sms llno d cntrccions…

Como las encuestas y las estadísticas son siempre un poco frías, decidimos ir en busca de la gente de carne y hueso para que fuera ella quien nos diera pistas sobre cómo nos ve la sociedad y qué espera que le aportemos. Hasta la policía antidisturbios, que andaba por allí por aquello de las manifestaciones del primero de mayo, nos dio su opinión.
Y después de tanto desgaste, pregunta y carrera, uno de los momentos estelares de toda asamblea de Scouts MSC: la Cena de los Pueblos. Cada federación aporta lo mejorcito de su tierra y nos pegamos un pedazo de cena. Entre las migas de unos, las papas arrugás de otros, los embutidos de más allá, los postres de aquellos, y las bebidas típicas de todos, la experiencia es siempre buenísima.
Al día siguiente tocaba trabajo por mesas. Los distintos equipos y mesas permanentes se pusieron al día y avanzaron en los diferentes proyectos que se traen entre manos. Uno de los más llamativos es el encuentro para Jefes de Grupo que prepara el Equipo del Programa de Jóvenes, que se llamará Desencadena 09, y que se celebrará en La Legoriza (Salamanca) en Agosto.
Estando en Zaragoza, no podía faltar la visita al Pilar, donde el Obispo celebró una eucaristía en la que el escultismo fue el tema central. Las noches en las asambleas son para conocer más a la gente, para darse una vuelta por las ciudades, y para explorar el ocio nocturno del lugar que nos acoge. Dormir se acaba durmiendo poco, pero un día es un día.
Como acto final, la asamblea en sí, donde se votan las propuestas que se han ido madurando y poniendo en común los días anteriores. El pequeño retraso para que los presidentes terminaran de ver algunos temas lo aprovechamos el resto para tomar un poquito el sol y terminar de reponernos de las actividades anteriores.
Votación para cambiar el reglamento de funcionamiento, resumen de todo lo hecho durante 2008, informaciones varias, y uno de los momentos más esperados: la presentación de la nueva web de MSC: Scouts.es, con vídeo promocional grabado los dos días anteriores incluido.
Y para acabar, la última comida juntos, las despedidas de rigor, y un buen sabor de boca general que se resume en la frase más repetida al decirnos adiós: ¡Nos vemos en la próxima, en Madrid!
(Información sacada de la web de MSC. Para ver la noticia original, pincha aquí.)

Anuncios