Después de un largo periodo de pausa, regreso para hablaros de otra de las ramas básicas del escultismo: Los llamados Pioneros o Rovers.

 

Historia:

En 1914 son muchos los scouts que ya no tienen edad para estar en las tropas y que, sin embargo, quieren seguir siendo scouts. En enero de ese mismo año se funda en Londres la Sociedad amiga de los Scouts con el objetivo de mantener en contacto a los muchachos scouts entre ellos y con el Movimiento Scout después de dejar la tropa y entrar de lleno en la lucha por la vida. La Primera Guerra Mundial, que se inició en agosto de 1914, terminó con esta Sociedad pero no con la idea de hacer algo por estos muchachos scouts mayores.

Baden-Powell escribió en junio de 1914:

“Por medio de los centros locales de esta Asociación, esperamos proveer clubes en todos los núcleos escultas, en los cuales puedan conservarse en contacto los Jefes de Tropa, y los antiguos Scouts y todas aquellas personas que se interesen por el Movimiento. La única condición para pertenecer a dichos centros es ayudar al Movimiento Scout en la mejor forma que pueda cada uno. Es el propósito establecer entre los antiguos Scouts , rangos y deberes, por medio de los cuales puedan conservarse en contacto con los ideales del Escultismo y al mismo tiempo ser de utilidad a los Scouters y a los Scouts.”

Tras un tiempo de prueba y reflexión, en el que Baden Powell publicó varios folletos sobre lo que deberían hacer los scouts antiguos, el siguiente paso en su desarrollo fue la publicación que B. P. hizo de su libro “Roverismo hacia el éxito”, en noviembre de 1922. Ese libro estaba dirigido a los muchachos mismos con la intención de estimularlos, inspirarlos y aconsejarlos como Rovers.

Pero Baden-Powell no ocupó espacio en su libro para fijar las actividades que habían de desarrollar los Rovers ni la forma en que sus Scouters debían dirigirlas. Como era de esperar, el libro se vendió ampliamente y logró más que nada entre los Rovers presentar a su consideración las enormes posibilidades del Roverismo.

roverismo hacia el exito

Características y ambientación:

Esta rama no es igual en todos los grupos y asociaciones. En algunos sitios se mantiene ininterrumpida desde los 14 años hasta que el scout tiene edad para ser Scouter (también llamado responsable, jefe o Kraal), mientras que en otros existe otra rama, la de Rutas, en la que se desarrollan más o menos los mismos principios que en Rover, pero con mayor importancia de la independencia de los miembros. La etapa ruta comenzaría alrededor de los 17 años y se alargaría hasta que el scout quisiera, o hasta que su grupo necesitase de él como responsable.

En la rama Rover tiene una gran importancia la independencia ya no sólo del scout, sino de la rama como Unidad, y de los equipos en que ésta se divide. Se potencia que los rovers sean capaces de autogestionarse en pequeños grupos.

No existe una ambientación clara, al contrario que en las demás ramas.

progreso-pioneros

Metodología:

El roverismo está basado en tres principios básicos:

– Autogestión: Se busca que los rovers vayan haciéndose responsables de sí mismos, gestores de sus propias vidas y no meros observadores. Que asuman una postura crítica ante sí mismos y lo que pasa a su alrededor. La rama propone a cada muchacho tomar un rol junto con sus compañeros y ofrecer la oportunidad de establecer las reglas de juego y tomar en conjunto las decisiones que marcan la vida de la misma.

 – Compromiso: Se plantea en esta rama la necesidad de que los rovers trasciendan su entorno inmediato, descubran realidades diferentes a las suyas y se sensibilicen con ellas, especialmente con las situaciones de injusticia social. En el servicio los rovers descubren una forma de comprometerse con los otros, y dar respuesta a través de acciones concretas.
Esta faceta de servicio social más allá de la rama y el grupo se ve fomentada sobre todo en los últimos años de la rama, en lo que en MSC es la rama Ruta.

– Una propuesta creativa: que lleve a los rovers a plantearse actividades que sean un desafío exigente para la rama. Al rover no le basta con recorrer la ruta trazada por otros, sino que está constantemente en búsqueda de nuevos caminos.

 
Dentro de la rama encontramos dos niveles de referencia para los muchachos: la propia rama y el equipo. La vivencia en uno debe ser equilibrada con la vivencia en el otro, de modo que cada uno tenga sus tiempos y sus lugares y que ambos se complementen.

La Unidad:

Es el ámbito de encuentro de todos los integrantes. Cada uno trae su peculiar forma de ser y entender las cosas; el desafío está en construir entre todos un cierto estilo de convivencia.

En esta rama la vida depende mucho más del protagonismo de los muchachos que en las ramas Tropa y Lobatos. Es necesario que los rovers incorporen este estilo y esta forma de trabajo, para que sean ellos mismos quienes lleven adelante la propuesta de la rama.

 
El Equipo:

Es la célula del funcionamiento de la rama. Es este el núcleo donde se desarrollan al máximo las potencialidades y actitudes de cada uno, y donde se encuentra más arraigado el trabajo en equipo y  responsabilidades de cada uno de sus miembros. Formada por un número aproximado de 5 a 7 acouts, cuyos coordinadores (Jefes de Equipo) tienen como meta junto con el Kraal agilizar la vida de la rama y hacer posible la gestión compartida entre los Responsables y los Pioneros.

En la rama Ruta, el equipo cobra aún más importancia, recibiendo el nombre de Clan y constituyéndose casi como una célula independiente dentro de la rama y del grupo scout.
La Carta Constitucional

Los rovers deciden, junto con el apoyo del Kraal, los objetivos a los que se comprometen  en las diferentes etapas, elaborando la Carta Constitucional, documento que sirve de referencia para la superación y crecimiento. Es también un estilo de vida, un conjunto de “valores en acción” sobre los que el joven se compromete.

Aprobada por consenso entre todos los miembros, cada pionero concreta en compromisos concretos y que complementan a la Ley Scout como normas.
La Carta es por tanto una herramienta de decisión, de evaluación y de revisión.
Estos aspectos del roverismo son comunes a la mayoría de asociaciones scouts del mundo.

 
Otra faceta muy importante de esta etapa es la capacidad del rover para la reflexión y la mejora personal. Debe determinarse como individuo en la misma medida en que colabora con la rama y el equipo.

compromiso_rovers_139143736_std
Simbología:

En cada asociación los rovers (ya sea la rama íntegra o en sus dos divisiones ya mencionadas) tienen una simbología distinta.

Sus lemas suelen ser “Siempre Unidos”, “Servir”, u otros similares que reflejen los principios básicos de la rama.

Su saludo es el mismo que en la Tropa, el saludo scout con tres dedos.

Habitualmente es a partir de esta etapa en la que se permite al scout realizar de forma definitiva su Promesa Scout.

Otro de sus símbolos (distintivo sobre todo de la etapa final) es la horquilla, un bastón cuya empuñadura está dividida, simbolizando el camino que el rover debe recorrer.

pioneros

Anuncios