Extrajobs II (Ideas) Jueves, Ago 13 2009 

Continuando con el tema de los extrajobs, voy a dejar algunas ideas que os puedan resultar útiles.

-Ventas:

La mayoría de los extrajobs están basados en la venta de distintas cosas. Pueden ser papeletas para un sorteo organizado por el grupo, objetos fabricados por los miembros del grupo o “reventa” en un mercadillo, por ejemplo.

Algunos objetos buenos para vender, serían:

-Pasadores para pañoleta: Se pueden hacer mediante cabullería (recurriendo, por ejemplo, al nudo de cabeza de turco) con cuerda naútica o cuero.
También se pueden hacer diseños originales con tela, madera tallada, barro o corcho. Ya depende de la habilidad e imaginación de los “artistas”.

-Abalorios: Pulseras, anillos y pendientes, por ejemplo. Son muy sencillos de hacer, ya sea ensartando cuentas y bolitas en hilo de pescar, o recurriendo de nuevo al arte con nudos, utilizando hilo de coser, lana, hilo plástico, cuero o cuerda naútica.

-Platos pintados: Es algo más elaborado, pero no es difícil. Sólo hay que tener platos lisos blancos, que no suelen ser caros. Si contamos con personas que tengan buena mano dibujando, se puede dibujar con pintura acrílica directamente sobre los platos. En caso de no disponer de artistas, se puede recurrir a la técnica de utilizar servilletas de papel con dibujos, recortar dichos dibujos, apoyarlos sobre el plato y pintar sobre los colores de las servilletas.
Después se debe dejar secar la pintura y darle a los platos una o dos manos de laca o barniz.

-Pelotas: Parece una tontería, pero las pelotas pequeñas para malabares son algo que se suele vender con mucha facilidad. Pueden comprarse en cualquier tiendecilla y dibujarles motivos scout, el nombre del grupo, algún dibujo chulo…

-Pompones: Fáciles de hacer y muy vistosos, también se venden con facilidad.
Para hacerlos sólo se necesita lana de colores y dos círculos de cartón con un agujero en el centro. Se va enrollando la lana alrededor de los discos de cartón hasta que cubra toda la superficie. Después se corta la lana que hay entre los dos discos de cartón, se enrolla lana en el lugar donde se ha cortado y se retiran los discos.
Para conseguir un pompón de varios colores hay que ir rodeando los discos con lana de diferentes colores.

-Marcapáginas: Sencillo y bueno sobre todo cuando los extrajobs los está haciendo la Manada. Pueden ser de papel, de cartulina o de cartón. Y se puede dibujar encima o bien recurrir al “collage” con papel charol, recortes de revistas, papel de seda… Para que queden mejor también se pueden forrar con forro para libros transparente.

-Camisetas pintadas: Unas camisetas blancas dobladas en pico y apoyadas después sobre una superficie en la que haya pintura de tela de varios colores, dan diseños muy coloridos, al estilo hippie.

-Llaveros: Las anillas para llaveros son fáciles de conseguir y bastante baratas. Para decorarlas se pueden hacer bolas con cuerda naútica o cuero; o bien figuritas con cabullería, si se tiene mucha habilidad.

-Conchas: Para quienes vivan cerca de la costa, el mar da mucha materia prima para extrajobs. Las conchas de la playa se pueden pintar y vender como adornos, ensartar en cordeles para usarlas como colgantes, o al extremo de los llaveros…

Estos son sólo algunos ejemplos de cosas que se pueden fabricar para vender. Por supuesto, cualquier cosa puede servir, con tal de que sea original y/o útil.

Si va a tener lugar una acampada a nivel provincial, por ejemplo, es muy buena idea hacer todo este tipo de cosas para vendérselas a los demás scout.

pasador


-Eventos:

Son actividades organizadas para recaudar dinero. La mayoría de las veces se engloban todas ellas en una verbena, pero también se pueden dar por separado.

-Tómbola: Todos lo hemos hecho alguna vez, aunque fuese en el colegio. Se reúnen juguetes, objetos decorativos, cachivaches de todo tipo que ya no se usan en casa, y se ponen a disposición del público, que los consigue comprando papeletas, cada una de las cuales da un “premio” de todos los que hay en el stand.

-Mercadillo: Similar a la tómbola, pero en este caso se trata de una venta directa. Se puede recaudar más que con la tómbola, pero los objetos que se ofrecen deben ser también algo mejores.

-Barra de comida y bebida: Si nos enteramos de que en algún sitio se va a organizar una fiesta y se necesita un “catering”, podemos hacerlo de manera amateur. Una plancha, una nevera y varios scouts voluntariosos pueden conseguir algo bastante decente.
De todas maneras, este extrajob puede producir más gasto que beneficio si no está bien organizado, así que por lo general es mejor hacerlo dentro de una verbena que organizarlo independientemente.

-Lavado de coches: Muy visto en las películas americanas, si disponemos de una explanada, una manguera, cubos, esponjas y jabón, se puede sacar bastante dinero limpiando coches. Sin embargo no es un extrajob que suela tener mucho éxito, porque la gente normalmente prefiere limpiarlos en las gasolineras.

tombola-779828

-Juegos:

Muy buenos en las verbenas, no tienen mucho coste de preparación y suelen dejar beneficio.

-Tiro al blanco: Con unas latas de refresco y una pelota, Se deja al público probar su puntería cobrando por cada tiro. (Nota: Aunque no es muy ético, una buena forma de sacarle rentabilidad a este juego es llenar las latas de arena, sobre todos las de la base. Dificulta que caigan todas, con lo que el lanzador normalmente intentará repetir.)

-Disparo de dardos: Otra modalidad del tiro al blanco. Si se dispone de dardos y de una diana, se pueden poner a disposición del público, e incluso hacer un pequeño torneo, cobrando a los participantes, en el que el ganador se lleve un premio.

-“Esponjazo”: Este juego requiere del sacrificio de los miembros del grupo, pero generalmente aporta muchos beneficios.
Ponemos a disposición del público cubos llenos de agua y esponjas (no añadir nunca jabón), y colocamos a un miembro del grupo delante de ellos. Este scout será un blanco al que los demás podrán lanzar esponjas empapadas de agua. ¿Parece una chorrada? Pues es uno de los extrajobs con los que más dinero se recauda. La gente agradece oportunidades tan sencillas de descargar su estrés. Además, es habitual que los miembros del propio grupo jueguen, para descargar sus enfados contenidos con el scout que se coloca de blanco.
Por supuesto, el scout que sirve de objetivo a los esponjazos debe ir rotando, no es justo que se quede siempre el mismo.

latas

-Espectáculos:

Si en el grupo contamos con artistas que destaquen en baile, teatro o música, las actuaciones pueden ser una manera de recaudar muy fructífera.

Se puede organizar un recital scout en el que se toque música (hay grupos que cuentan con auténticas orquestas sinfónicas en miniatura), se escenifiquen piezas teatrales o se hagan exhibiciones de baile. Si los “artistas” tienen realmente un nivel de profesionales (o casi) se puede cobrar un precio simbólico por ver el recital.
Y, si no, siempre serán un aliciente para atraer gente a las verbenas.

scouts-musica

-Verbenas:

Una verbena es una fiesta que se organiza a nivel de todo el grupo scout, y sería algo así como un “Macroextrajob”.
Dentro de la verbena se pueden incluir todos los extrajobs ya mencionados: Podemos organizar una tiendecilla en la que vender todo lo que hemos hecho, montar una tómbola y stands donde hacer juegos; ofrecer espectáculo a quienes vengan a la verbena, montar una barra en la que servir comida y bebida a los verbeneros.

Si se trata de una zambombá, se puede añadir a los espectáculos el cante de villancicos, que siempre da ambiente.
Y, por ahora, esto es todo sobre los extrajobs.

Si quieres dar ideas y contar los extrajobs que se hacen en tu grupo, escribe un mail a scoutsparatodos@gmail.com, todos serán incluidos en próximas subidas ^^

Extrajobs I Jueves, Ago 13 2009 

Hoy quiero iniciar un nuevo tema, que espero que os sea útil: Voy a hablar un poco de extrajobs.

Todo scout se ha encontrado en un determinado momento con la necesidad de recaudar dinero para poder organizar determinadas actividades, o para llevar a cabo una salida, acampada o campamento. Es algo habitual, sobre todo en aquellas actividades que una rama quiere organizar de manera más independiente.

Para estas circunstancias, siempre están las opciones clásicas de pedir dinero a los padres o tirar de la hucha propia, pero como “El scout es ahorrador y cuidadoso de los bienes”, es mejor ser capaces de autofinanciarnos las cosas.
Los extrajobs son ideas para sacar dinero sin tener que pedirlo… Ni llegar al extremo de atracar bancos. (Nota: Si decidís recurrir al atraco, quitaos antes la pañoleta. Da mala imagen)

¿Cómo se hacen los extrajobs?

Antes que nada, vamos a dividir el proceso de los extrajobs por fases, para que sea más sencillo.

-Primera fase: Planificación.

Es necesario, antes que nada, tener en cuenta cuánto dinero vamos a necesitar, elaborando un presupuesto. No se puede recurrir a los mismos extrajobs para financiar una comida de unidad o una actividad de un día, que para una acampada de tres días.
Hay que hacer el presupuesto pensando en todo lo que nos pueda hacer falta: Sitio, materiales, transporte, eventualidades… Y lo mejor es calcular siempre al alza, “inflando” las cifras, porque más vale pasarse que quedarse cortos.

Una vez que sabemos cuánto vamos a necesitar, buscamos un extrajob que se de adecue a nuestras necesidades económicas.
(Nota MUY IMPORTANTE: Se debe elaborar un segundo presupuesto con el coste que va a suponer llevar a cabo el extrajob elegido. Para pagar materiales y demás. Estos pueden costearse con el dinero personal de los scouts participantes, y ser reembolsado con los beneficios; aunque también se puede dar como inversión y no ser reembolsados. Otra opción es que el grupo financie los extrajobs.)

-Segunda fase: Organización.

Ya sabemos cuánto presupuesto necesitamos y tenemos más o menos claro qué vamos a hacer para conseguirlo. Ahora lo importante es organizarnos.

Para estas cosas, lo mejor es dividirse las tareas, para ser más eficaces: Si estamos organizando el extrajob nada más que los miembros de la Tropa, por ejemplo, deberemos dividirnos el trabajo entre las diferentes patrullas.

Hay que comprar los materiales necesarios, buscar un lugar donde realizarlo (si se trata, por ejemplo, de una tómbola), organizar talleres donde llevarlos a cabo (si se va a tratar de hacer pasadores o algo del estilo). Elegir a alguien que se ocupe de recaudar el dinero y estar atento y, sobre todo, decidir como se va a invertir el dinero a posteriori.
Esto, que parece una tontería, no lo es. Ya que en determinados grupos scouts está estipulado en los estatutos que el dinero de las extrajobs, proceda de la unidad que sea, será ingresado siempre en los fondos del grupo. Conviene saberlo de antemano y, si existe ese estatuto, hablar con el jefe de grupo para que se permita a la unidad disponer del dinero que se recaude, o al menos de parte de éste.

Una buena organización puede dar más frutos de lo que parece, así que hay que tomársela en serio.

-Tercera fase: Realización.

Cuando ya está todo planeado y organizado, llega el momento de comenzar a hacer los extrajobs en sí.

No amplío mucho esta fase, porque depende por completo del extrajob que se haya decidido realizar, tema que trataremos más adelante.

-Cuarta fase: Recaudación.

Por fin, tras el esfuerzo, tenemos beneficios. Hay que contar la recaudación, asegurarse de que cuadran las cuentas y comprobar si realmente tenemos suficiente para lo que planeamos, o si va a ser necesario realizar algún otro extrajob o, finalmente, poner de nuestro bolsillo (aunque, evidentemente, siempre dolerá menos pagar diez euros que cincuenta).

Repito la importancia de haber concretado antes con el jefe y el tesorero del grupo scout al que pertenecemos qué se va a hacer con los beneficios.

 

 

Próximamente dejaré algunas ideas para extrajobs.

extrajob